CON LAS FORMAS DEL AYER

Narciso Mallea

3/12/2017 | 07:44 | Escribe Mario Minervino

Hace 76 años, en diciembre de 1941, falleció el médico Narciso Mallea, uno de los vecinos más prestigiosos que tuvo nla ciudad.

Nativo de San Juan, emparentado con Domingo Faustino Sarmiento, Mallea llegó a Bahía Blanca en 1896, a sus 38 años de edad, ya consolidado en su profesión de médico y habiendo sido dos veces jefe comunal del distrito de Azul.

Su actuación en Bahía Blanca fue destacada, desde las visitas domiciliarias a bordo de un sulky cada vez que un paciente lo requería, pasando por su gestión al frente del Hospital Municipal -fue su primer cirujano- o impulsando la modernidad al instalar la primera máquina de rayos X conocida por estas tierras.

En 1903 nació su hijo Eduardo, llamado a ser uno de los escritores más importantes de la literatura nacional, perteneciente al grupo fundacional de la revista Sur, amigo de Victoria Ocampo, Jorge Luis Borges y Adolfo Bioy Casares. Precisamente, para apoyar a sus hijos en sus estudios universitarios fue que Mallea decidió mudarse a Buenos Aires, en 1916. Ese año vendió su casa de Lamadrid 116, hoy ocupada por LU3 Radio del Sur.

Ante su partida, fue despedido con todos los honores por cientos de convecinos.

La noticia del fallecimiento de Narciso fue recibida con profundo pesar, ocurrida --como lo reflejó la crónica de este diario-- “en una ancianidad lúcida, plena de energías, luego de una existencia fecunda, notablemente orientada por una superior inteligencia y trasladada por un espíritu selecto”.

En aquel último año de su vida, Mallea publicó el libro Mi vida, mis fobias, muchas de cuyas páginas están dedicadas a evocar su paso por Bahía Blanca. “Aquí ha dejado una siembra de actos generosos, a fuerza de practicar su humanísima profesión”, se dijo.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias