Los técnicos que se devoró la Superliga

26/12/2017 | 12:05 |

Por
Néstor Ávila.

   Tras conocerse que Ariel Holan finalmente continuará en el cargo, Independiente quedará exceptuado de esa extensa lista de equipos de la Superliga 2017-2018 que cambiaron a su director técnico.

   La inestabilidad laboral que causa incertidumbre y preocupación en nuestro país, tampoco es ajena a su fútbol. Especialmente porque está determinada por el condicionante de los resultados.

   En apenas 12 de las 27 fechas del certamen y con 109 días de competición, se marcharon 16 entrenadores de 15 clubes. Varios fueron despedidos y otros renunciaron a sus cargos por diferentes motivos, que van desde cortocircuitos con los hinchas hasta diferencias de criterio con los dirigentes.

   De hecho, para el estreno de la Superliga ya es un récord. Más de un DT por jornada cesó en sus funciones, un dato que no deja de sorprender.

   Gustavo Matosas (Estudiantes) fue el primero en irse cuando solamente se habían disputado tres partidos y, además, el Pincha había sido eliminado de la Copa Argentina por Pacífico de Mendoza y de la Sudamericana por Nacional de Paraguay.

   Como una cascada lo siguieron Diego Aguirre (San Lorenzo), Nelson Vivas (Defensa y Justicia), Sebastián Méndez (Belgrano), Mario Sciacqua (Olimpo), Gustavo Alvarez (Temperley), Omar De Felippe (Vélez), Paolo Montero (Rosario Central), Diego Cocca (Racing), Walter Coyette (Chacarita), Ricardo Caruso Lombardi (Tigre), Mauricio Larriera (Godoy Cruz), Rubén Darío Forestello (Olimpo), Jorge Almirón (Lanús), Humberto Grondona (Arsenal) y Mariano Soso (Gimnasia).

   Eduardo Domínguez, actualmente de vacaciones en Brasil, debe definir todavía su situación para el segundo tramo del torneo con los directivos de Colón de Santa Fe.

   Para la consideración general, llama la atención lo que sucedió en Olimpo. La coyuntura del conjunto de nuestra ciudad no solo se “cobró” a Sciacqua (1 punto en 6 cotejos), sino también a Forestello (8 en 6), pese a que el alejamiento del “Yagui” no pasó estrictamente por una cuestión de los números de la campaña.

   Christian Bassedas será el tercer orientador táctico que se siente en el banco de los aurinegros esta temporada. De anterior trabajo en Vélez y Boca Unidos de Corrientes viene a transmitir su experiencia en un momento delicado del equipo, que tiene como meta principal (y muy complicada) mantenerse en la élite del fútbol nacional.

   En un calendario por demás apretado –del 26 de enero al 13 de mayo próximos–, en el que se conocerá al campeón y se definirán las clasificaciones a las copas internacionales y los cuatro descensos, nos espera un panorama cargado de mucho nerviosismo donde, lamentablemente para la profesión, el técnico siempre es el primer “fusible”.    

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias