El gobierno nacional propuso disminuir un 30 por ciento los costos de practicaje

El gobierno nacional propuso disminuir un 30 por ciento los costos de practicaje

20/12/2017 | 17:35 |

El cuadro tarifario propuesto por el gobierno establece una tarifa de 14 dólares multiplicada por las unidades fiscales que cada buque tiene certificadas, para maniobras de atraque y zarpada. También incluye cargos adicionales.

El gobierno nacional propuso disminuir un 30 por ciento los costos de practicaje

   El gobierno nacional propuso el martes pasado, en  audiencia pública, una baja de hasta el 30% en las tarifas de practicajes en los puertos que se abona para sacar mercaderías. 

   Esta fue la primera audiencia que se realiza en 25 años para  definir el costo de esos servicios.

   El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, afirmó al inaugurar la audiencia que el gobierno busca “nuevas reglas  claras, que aseguren la competitividad de un servicio que es fundamental para la seguridad de la navegación”.

   “Desde el primer día definimos el espacio estratégico que tiene el sector de los puertos y las vías navegables para el desarrollo del país que durante muchos años fue abandonado y desatendido”, agregó el funcionario.

   Dietrich resaltó ante la audiencia que “una Argentina competitiva, es una Argentina que crece y es el único camino posible hacia la pobreza cero”.

   El cuadro tarifario propuesto por el gobierno establece una tarifa de 14 dólares multiplicada por las unidades fiscales que cada buque tiene certificadas, para maniobras de atraque y  zarpada. 

   El gobierno propuso también 150 dólares adicionales por cada hora de trabajo adicional que supere las tres, costo que variará de acuerdo al calado de cada buque.

   Para los puertos patagónicos los aranceles tendrán un adicional del 20% y para los buques de bandera argentina, se estableció una bonificación del 25% en los aranceles, según la propuesta del gobierno. 

   El subsecretario de Puertos y Vías Navegables, Jorge Metz, destacó que la medida “impactará positivamente en la actividad productiva, sobre todo en lo que tiene que ver con los traslados dentro de los límites de nuestro país”.

Antecedentes

   El ministerio de Transporte recordó que hasta el año 1991 la retribución por los servicios de practicaje se regía por un cuadro tarifario fijado por el Estado, que luego fue desregulado  y se permitió la libre contratación entre privados, reservándose al Estado la facultad de imponer tarifas máximas, lo que se hizo por última vez en 1992.

   En un comunicado la cartera de Transporte de la Nación consideró que “hoy la tarifa se encuentra desactualizada por lo que existe una marcada discrecionalidad y dispersión según las distintas zonas en las que se cobra, no existe oferta competitiva y el mercado está cerrado a la entrada de nuevos actores y todo esto incide directamente en el costo logístico argentino”.

   El representante de YPF, Ignacio Rinaudo, dijo que “como usuario del servicio, el transporte marítimo y fluvial no tiene competitividad respecto de los camiones”. 

   Según el diario La Nación, si bien el 80% de los expositores coincidieron en la necesidad de considerar la actividad un servicio público que debe ser regulado por el Estado, otros representantes del sector empresario y de sectores sindicales se pronunciaron por considerarlo dentro de las reglas del libre comercio.

Otra mirada

   No obstante, en tono incisivo, el presidente de la Asociación Civil de Prácticos de la República Argentina, Osvaldo Bao, manifestó: “En 500 años de practicaje tenemos el primer conflicto económico en nuestro ámbito profesional (...) se llegó a esta situación por la actitud incomprensible de funcionarios que, por ignorancia u omisión, tratan de confundir al Ejecutivo indicando que por nuestras tarifas la Argentina no es competitiva y la sociedad pierde puestos de trabajo. Nada más alejado de la realidad”. 

   Y agregó: “Yo pregunto: ¿cuál es el valor de la tarifa del Estado para la seguridad de la navegación, de las vidas humanas en las zonas ribereñas, de las vidas a bordo, del medio ambiente?”.

El tarifario propuesto

   La subsecretaría de Puertos y Vías Navegables propuso un tarifario para las maniobras de atraque/zarpada a/de puerto cuyo cálculo surge de la multiplicación de las unidades fiscales (UF) de cada buque por el coeficiente fiscal (CF) propuesto de 14 dólares estadounidenses. UF x 14 (US$) = tarifa a aplicar a cada buque.

   La UF de cada buque resulta de la multiplicación de la eslora por la manga por el puntal y todo ello dividido por 800. 

   Los valores de eslora, manga y puntal a considerar son aquellos que surjan de los certificados de cada buque (eslora x manga x puntal)/ 800 = UF.

   La UF nunca podrá ser inferior a 70 ni superior a 300 y la duración máxima de la maniobra de atraque sería de 3 horas. Si se requiere luego la permanencia del práctico a bordo se aplicará un cargo adicional de 150 dólares por cada hora de permanencia. 

   Considerando el diferencial en la dificultad de la maniobra que resulta del nivel de calado de cada buque, se establece una escala de calados.

   Esta es expresada en un porcentaje a ser aplicado sobre el resultante del cálculo del servicio básico de acuerdo al siguiente esquema:

   .Calado igual o inferior a 28 pies: 0%; superior a 28’ y hasta 30’ : 7,5%

   .Calado superior a 30’ y hasta 32’: 15%

   .Calado superior a 32’ y hasta 34’: 22,5%

   .Calado superior a 34’ (treinta y cuatro pies): 30%

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias