EDITORIAL

Una discusión que preocupa

2/12/2017 | 08:15 | Bomberos y Defensa Civil no se ponen de acuerdo en las tareas que debe desempeñar cada cuerpo según las circunstancias.

Desde hace semanas, los trabajadores del área de Defensa Civil del municipio esperan que el Concejo Deliberante decida si por su trabajo corresponde que sean considerados como parte de una “guardia de emergencia” o no, lo cual significaría mejorar, en varios aspectos, su condición laboral.

Defensa Civil es reconocido como el sector del municipio que más actividad pública desarrolla, protagonistas cada vez que se registran temporales, fuertes vientos, árboles caídos, accidentes viales, incendios y decenas de situaciones de urgencia o emergencia, cubriendo las veinticuatro horas del día con sus guardias.

No se trata de un gran número de trabajadores -unos 15-, y ser considerados un cuerpo de emergencia permitiría encuadrar legalmente los vehículos que utilizan en su trabajo -que incluso utilizan sirenas-; además, esto sus trabajadores tendrían un pago superior.

Hasta allí parece un planteo no demasiado complicado, que no debiera medirse en terminos económicos sino con una evaluación cierta, seria y precisa de si realmente merecen esa categoría y si la misma puede mejorar o aliviar su trabajo.

Lo llamativo es que, en medio de esta discusión, aparecieron en escena otros servidores públicos no menos valorados, como son los bomberos, que prestan sus servicios en muchas situaciones coinciden con las que atiende Defensa Civil.

Bomberos voluntarios de Ingeniero White, General Daniel Cerri y Villa Ressia plantearon ante distintos concejales cómo es el protocolo de emergencia y cuáles son las funciones que, a su criterio, corresponden realmente a Defensa Civil.

Allí dejaron en claro que este cuerpo municipal actúa muchas veces en situaciones que no les incumben de manera directa, que no ponen al tanto a los Bomberos, que son quienes deberían realmente intervenir.

Señalaron además que, en lugar de cumplir una labor de apoyo, asumen tarea sin tener la preparación adecuada.

En un tema tan sensible como es atender las emergencias, es necesario que este tipo de circunstancias queden claramente salvadas, que se determine con precisión qué rol cumple cada uno, y que cada uno desarrolle su función específica.

Por el bien de los vecinos y por el propio funcionamiento de cada cuerpo.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias