Se vienen el acueducto, Mostaza, cambios en el Puerto y otra etapa en la Justicia Federal

ENTRE TASAS Y CAFÉ

Se vienen el acueducto, Mostaza, cambios en el Puerto y otra etapa en la Justicia Federal

5/11/2017 | 08:21 | Por Juan Florín

Se vienen el acueducto, Mostaza, cambios en el Puerto y otra etapa en la Justicia Federal

Ya habría varios oferentes en la licitación internacional para llevar a cabo el acueducto del río Colorado.

¿Cómo va, Juan María? ¿Te repusiste del golpazo o todavía andás pidiendo el VAR?

-Ah bueno, veo que empezaste con los tapones de punta, yo que vos esperaría a ver qué pasa esta tarde en el Monumental, a ver si en una de esas se les borra la sonrisa de la cara…

--Mmmm, sería la frutilla del postre si ganamos, pero mejor pasemos a otros temas porque si no vamos a terminal mal. ¿Qué sabes de los cambios en el puerto?

-La verdad que la renuncia de Pablo Pussetto fue algo inesperado porque había un consenso general en que con tan sólo 18 meses de gestión había hecho las cosas bien, pero indudablemente fue una decisión que se tomó muy lejos de Bahía Blanca, en Buenos Aires. Habrá que ver cómo continúa este proceso y qué cambios se van a instrumentar con Miguel Donadío al frente del Consorcio.

-Un hombre de Bahía muy allegado al ministro de Transporte, Guillermo Dietrich...

-Así es. Miguel es un hombre muy vinculado con su nueva tarea. Tengo entendido que mañana llega Jorge Metz, subsecretario de Puertos de la Nación y ahí arrancaría en la función.

-Ok, y para cambiar de ambiente te adelanto que el mes próximo, en fecha a confirmar, se abrirán los sobres para la obra del acueducto del río Colorado, mucho más no me preguntes, pero por lo que sé en la licitación internacional ya habría varios oferentes, así que esperemos que las obras puedan empezar a principios de 2018.

-Buena noticia, y para que no te aburras te voy a tirar algunos chimentitos comerciales...

--Siempre interesan. Te escucho.

-Me avisó Roberto de tres novedades en el microcentro, incluida la manzana fundacional.

-Ah, mirá...

-En primer lugar, el club Argentino formalizó el alquiler de la esquina de Colón y Vicente López, donde funcionó hasta hace un tiempo la agencia de apuestas.

-¿Quién llega?

-Una marca histórica: Bonafide. Y en el local contiguo, sobre la avenida, se instalará Jardín Zen, dedicado a la venta y delivery de sushi y otros productos.

-Nuevo impulso para ese sector de la ciudad y un refuerzo para los ingresos del club. Horacio estará satisfecho...

-Me imagino que sí.

-¿Y la última?

-Viene Mostaza...

-¡¿Merlo...?!

-No, qué Merlo... Si Forestello hace apenas quince días que está en Olimpo...

-Pregunto, no sé... Cambian tanto los técnicos y los funcionarios cuando nadie se lo espera, que yo pensé que...

-Pensaste mal. Viene Mostaza, sí, pero estoy hablando de la cadena nacional de comidas rápidas, con hamburguesas y demás, fundada en 1988, que tiene más de 80 sucursales en el país y ya se extendió a Uruguay y Paraguay.

-¿Dónde abre?

-En una parte de la antigua Galería Peuser, en la primera cuadra de O’Higgins. Pero antes van a hacer una reforma grande, que les llevará como seis meses. El proyecto es ambicioso y con una alta inversión: cubrirá 800 metros cuadrados en planta baja y primer piso.

-Qué casualidad: tres anuncios justo cuando comienza la séptima Semana de la Gastronomía de la Asociación de Hoteles y Restaurantes, que incluye descuentos para el público, clases magistrales de cocina y la tradicional carrera de mozos y camareras, entre otras actividades.

-Me imaginaba que estarías programando una recorrida por bares y restaurantes para no perderte la oportunidad.

-Sobre todo si hay algún Malbec de por medio, aunque la cerveza artesanal también me cae muy bien...

-Por supuesto, ya te conozco. Pero sigamos con lo nuestro. Me imagino que te habrás dado una vuelta por el ámbito de la Justicia Federal. Más allá de la reciente detención del exvicepresidente Amado Boudou, debe haber sonado fuerte la renuncia de la procuradora Alejandra Gils Carbó.

-Sí, ni hablar. Pasé por los edificios de Mitre, Alsina y Belgrano, donde están las dependencias federales, y en muchos casos noté cierto desahogo.

-¿Por qué lo decís?

-Es que los que conocen desde adentro el entramado judicial, dicen que Gils Carbó “incidió” de manera directa en nuestra ciudad e interfirió directamente con el Poder Judicial, algo que, lógicamente, no le correspondía.

-¿Vos lo decís porque era referente de la agrupación kirchnerista Justicia Legítima?

-En ese rol, tuvo participación decisiva en el desplazamiento, irregular, del juez federal subrogante Santiago Ulpiano Martínez, a quien no lo dejaron avanzar con la causa Ficcadenti (FBB 10.451).

-¿Esa es la causa de la estafa tributaria, que vinculaba al poder político de turno con Lázaro Báez y sus empresas?

-Exacto. Se trata de las defraudaciones millonarias y las conexiones entre Lázaro Báez y Austral Construcciones S.A. -vinculados a la expresidenta Cristina Fernández- y varios empresarios bahienses, en particular de las familias Ficcadenti, Ferreyra y Pedraza, quienes le compraban facturas truchas a Juan Ignacio Suris quien, a su vez, hacía negocios con Julio de Vido, según es de público conocimiento.

-Sí, lo recuerdo...

-Dicen que Gils Carbó tuvo injerencia para que el Consejo de la Magistratura, entonces afín con el kirchnerismo, desplazara en audiencia irregular a Martínez, quien pretendía avanzar con la investigación. Y también apuntó sus cañones contra Mario Fernández Moreno, entonces secretario del juez.

-¿Me parece que a Martínez lo “volaron” después de que realizara una serie de allanamientos a las empresas denunciadas?

-Tal cual. Fue desplazado a mediados de 2015, mediante la polémica ley de subrogancias, que luego fue declarada inconstitucional por la Corte. Además, la audiencia del Consejo de la Magistratura que sirvió para removerlo dicen que fue ilegal porque se alteró el orden del día.

-¿Y ahí llegó el juez kirchnerista que venía de Dolores?

-¡Bien! Qué buena memoria. Asumió Alejo Ramos Padilla y, como primera medida, se reunió con los fiscales afines Miguel Palazzani y José Nebbia y con el abogado José Luis Alonso, defensor de Denis y José Ferreyra en la causa Ficcadenti.

-No me digas nada, se paralizó la causa...

-Así es, porque era uno de los expedientes que más preocupaba al gobierno anterior. Ramos Padilla tomó medidas poco aconsejables y hasta citó a indagatoria a los Ferreyra, pero por evasión simple, aunque después lo dejó sin efecto y les dio la eximición de prisión.

-Sí, recuerdo que por esa época el juez foráneo salió a cuestionar el desorden que había en el juzgado en el cual había asumido...

-Sí, y con eso tapaba lo otro. Además, comenzó a hostigar y perseguir a quienes “no compartían la idea oficial”, contando para ello con una numerosa comitiva de personas ajenas al juzgado, que se manejaban como sí lo fueran.

-¿Y Gils Carbó siguió intercediendo?

-El juez le habría pedido a la procuradora reforzar su planta con dos personas de confianza, del ministerio público, y así se hizo, violando el régimen pertinente, porque de la medida no habría sido anoticiada la Cámara Federal departamental, como corresponde. De hecho, después se sumaron otros dos funcionarios y dicen que el juzgado quedó virtualmente “tomado”.

-¿Y la causa Ficcadenti?

-Al cajón... pero la historia no termina ahí.

-¿Qué más pasó?

-La persecución al personal incluyó la pinchadura de los neumáticos del vehículo particular de un secretario y movimientos sospechosos en la casa del mismo funcionario “opositor al régimen”.

-Una persecución cuasi delictiva...

-Por si fuera poco, el doctor Pablo Candisano Mera, hasta ahora único integrante oficial de la Cámara Federal de Apelaciones, sufrió “presiones” de parte de los fiscales Nebbia y Palazzani, que les valió una denuncia por parte de las autoridades del Colegio de Abogados local, dirigida al Consejo de la Magistratura.

-¿Y Ramos Padilla se fue “limpio” de acá?

-No. Con algunas denuncias y un sumario por los atropellos (modificación de lugares y horarios de trabajo a los empleados, tareas de vigilancia, maltrato, persecución ideológica) y también porque le prestó a funcionarios ajenos al juzgado un auto oficial que fue chocado y abandonado cerca de Tres Arroyos, sin dar aviso del hecho a la Cámara.

-Bueno, parece que ahora la cosa tiende a encauzarse.

-¿De la región tenés algo?

-Mirá, en el plano político se viene una semana movidita para los intendentes.

-¿Por el cierre del presupuesto provincial de 2018?

-Exactamente. Como ya sabés, desde el propio presidente Mauricio Macri viene bajando una línea muy fuerte en pos de la austeridad, la eficiencia del gasto público y el recorte de egresos superfluos, pero eso se está traduciendo en algunas medidas que no convencen del todo a los jefes comunales.

-No me digas que se oponen al pacto de responsabilidad fiscal que les propuso el ministro Lacunza...

-No, ese es el menor de los problemas. O sea, a micrófono abierto muchos están diciendo que no les gusta ver a la Provincia condicionando la ejecución presupuestaria de los municipios...

-... ¿pero en secreto?

-Por lo bajo varios reconocen que hay aspectos de ese pacto de responsabilidad que no les vendrían nada mal.

-¿Por ejemplo?

-Que los gastos corrientes de 2018 no aumenten más que la inflación. Como vos bien sabés, los mayores gastos corrientes que tienen las comunas son los sueldos, así que en ese punto del acuerdo queda más o menos implícito qué porcentaje de aumento salarial podrían negociar intendentes y gremios el año próximo.

-Pero si hay conflicto con los municipales, los paros y marchas los van a sufrir los propios intendentes, no el ministro Lacunza.

-Sí, por supuesto, pero varios jefes comunales lo ven desde otro punto de vista. Creen que un acuerdo con la Provincia, que luego se traduzca en una ley, les daría un respaldo muy importante a la hora de ponerle un freno a los reclamos gremiales.

-Pasando en limpio: los sueldos municipales no van a subir más que la inflación en 2018...

-No es tan así. El acuerdo hablaría de los gastos corrientes, no de los salarios. La condición sería que no superen la inflación; de allí en más, cada intendente decidiría cómo y en qué gastar, aunque es obvio que el margen no es muy amplio.

-¿Qué otros puntos incluiría ese pacto?

-Tres más, que serían ni más ni menos que frenos al endeudamiento municipal, la contratación de personal y el despilfarro en los meses previos al cambio de administración.

-No me parece nada descabellado.

-No, pero los intendentes quieren leer la letra chica antes de firmar. No sea cosa de que después no puedan cumplir y se queden sin la asistencia financiera que la Provincia prometió para los que hagan bien los deberes.

-Vuelvo al inicio del tema: me dijiste que este pacto era el menor de los problemas.

-Sí, porque el mayor, hoy por hoy, son las reformas que la Provincia quiere implementar en cuanto al uso del Fondo Educativo: como mínimo, el 85% para obras escolares.

-Tampoco me parece mal.

-Dicho así, a mí tampoco. El tema es que los intendentes de la región vienen bancando con un alto porcentaje de ese fondo una gran cantidad de programas educativos, culturales y deportivos que nada tienen que ver con obras edilicias. Si ahora les queda apenas el 15% del fondo para esas iniciativas, muchas se van a caer.

-Complicado.

-Por eso esta semana van a ir a La Plata a pedir que se flexibilicen los porcentajes. El mensaje es cortito y al pie: no castiguen a justos por pecadores.

-Cerrame con algo de la región que me saque un poco del tema político.

-Uff, sos insaciable. Mirá, un tema del que cada vez se habla más, y que seguramente va a demandar una inmediata intervención de todas las partes en poco tiempo más, es el de la falta de recursos humanos necesarios para los parques eólicos que se están ejecutando en la región.

-Entiendo que no te referís a obreros de la construcción.

-No, me refiero a profesionales especializados en la operación de aerogeneradores, reparaciones, mantenimiento y demás cuestiones ligadas a la generación de energía. Es decir, a los profesionales que trabajarán cuando los parque estén terminados.

-Es una carencia lógica, tomando en cuenta que este proyecto es inédito en la región.

-Por supuesto, y aclaro que nadie pone en duda que todas las partes han hecho el mayor esfuerzo para que estos proyectos se pongan en marcha. Pero no es menos cierto que las empresas que están instalando los parques están alertando que no hay en la zona suficientes profesionales capacitados para la demanda laboral que se generará en el sector a partir del año que viene.

-Entonces será clave que las universidades empiecen a involucrarse.

-Diste en el clavo. Ante semejante cambio de perfil económico de la región, el rol de la UNS, la UTN y la Universidad Provincial del Sudoeste pasó a tener una gravitación enorme. Por eso no son pocos los que están insistiendo con la necesidad de vincularlas cuanto antes con los referentes del sector para que, juntos, analicen qué tipo de profesionales demandará en el futuro inmediato una industria que no parece tener techo, como es la generación de energías renovables.

-Cambiando de tema: desde Río Negro y Neuquén salieron con los tapones de punta contra Buenos Aires por el tema del proyecto de riego para los partidos de Patagones y de Villarino. Incluso, lo han personalizado en la gobernadora bonaerense, con titulados como “Vidal quiere regar todo el sur bonaerense con el río Negro”, mientras que los neuquinos dicen que se ha desatado “la guerra del agua”, al considerar a la idea su gobernador, Omar Gutiérrez, como “inviable”.

-¿Será para tanto?

-¡Te quedás corto! En realidad, el inicio del conflicto fue una nota que salió en “La Nueva.”, el último domingo 8, donde el ingeniero Ramón Sánchez, a cargo del proyecto de riego por Buenos Aires, aseguró que se analizan propuestas para regar alrededor de 1,1 millones de hectáreas en los dos distritos del sur del sudoeste bonaerense.

-Parecen muchas...

-Lo que pasa es que Sánchez, con buen criterio, no quiso dejar a nadie afuera en una primera instancia. Algunas zonas de los dos partidos, te lo digo ya, no tienen chance de ser irrigadas de ninguna manera, pero para que no haya excluidos se contemplaron aún las propuestas más osadas. Entiendo que luego habrá un tamiz natural, más la aplicación del sistema WEAP 21, y se concluirá en las 400 y 450.000 hectáreas que realmente son factibles. Pero desde Río Negro y Neuquén se aferraron a aquel número y destilaron furia para todos lados.

-¿Por eso Río Negro lanzó un plan para irrigar, también, 1,1 millones de hectáreas entre Choele Choel y General Conesa? Vi la nota ayer en “La Nueva.”.

-Claro. La cifra es exactamente igual a la de Sánchez y todas se han dado cuenta de que es una manera sutil de intentar poner un límite, al menos en lo mediático. También la diputada nacional electa Alma Sapag, no anduvo con medias tintas y dijo que río Negro hoy tiene (un cauce de) 400 m3 y una acción de este tipo implicaría lisa y llanamente “vaciarlo”, al tiempo que anticipó “grandes choques con la oposición” en el Congreso por el tema del agua.

-¿Desde Buenos Aires salieron a retrucar?

—No. La postura es seguir trabajando con los equipos técnicos del plan de Desarrollo del Sudoeste Bonaerense y los estudios socioeconómicos de la UNS para presentar un proyecto viable, con estos respaldos, antes de que concluya este año. Pero, por todo lo que te comento, el debate político que se esperaba recién empieza. Y con bastante ruido y final abierto.

-Bueno, nos vamos despidiendo...

-Chau, hasta la semana que viene...

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias