Nuevo respaldo de Macri a Bullrich

Nuevo respaldo de Macri a Bullrich

28/11/2017 | 16:38 | La columna semanal de Eugenio Paillet, corresponsal de La Nueva. en Casa Rosada.

Nuevo respaldo de Macri a Bullrich

Fotos NA y DyN

Por
Eugenio Paillet

   El presidente Mauricio Macri le ofrendó esta mañana un nuevo y contundente respaldo a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, luego del incidente entre un grupo violento de militantes de la causa mapuche y efectivos de la Prefectura, que terminó con un muerto de esa comunidad presuntamente por una bala que se corresponde con las que utiliza esa fuerza.

   El respaldo, uno más de varios desde aquel que le brindó apenas se inicio la saga por la desaparición de Santiago Maldonado, surgió esta mañana en la reunión del gabinete nacional ampliado que se realizo en el Salón Eva Perón. Los rumores sobre la estabilidad de la ministra de Seguridad habían merodeado ese encuentro, en especial tras la declaración de Bullrich en la dijo que las fuerzas de seguridad no tienen que "probar nada de antemano", en una implicita justificación a la actuación de los efectivos que repelieron un ataque armado de los mapuches radicalizados que militan en el grupo RAM.

   El presidente, según contaron fuentes de la Jefatura de Gabinete tras el encuentro, consideró correcto el accionar de la Prefectura y las órdenes impartidas desde el despacho de Bullrich, aunque no pudo evitar un respingo cuando la ministra le informaba al gabinete que los prefectos debieron pedir autorización a sus superiores en Buenos Aires antes de utilizar sus armas de fuego, mientras eran atacados a balazos por los mapuches. Hasta ese momento solo habían utilizado armamento "disuasivo" que sirve para disolver manifestaciones pero que no cargan balas de plomo sino de plástico.

   El respaldo del presidente a la ministra no vino sólo por el lado de su accionar, luego de quejarse en voz alta por el hecho de que "en ningún país del mundo" ocurre que una fuerza que es atacada a tiros antes de defenderse deba solicitar una autorización a sus superiores. También la avaló en los términos de su comunicación de los hechos, que no suele ser el fuerte de Bullrich como ya se vio al inicio del caso del artesano que se ahogo en el rio Chubut, cuando dijo en el Congreso que no estaba dispuesta a "tirar gendarmes por la ventana".

   Antes de la intervención del presidente en respaldo de la ministra de Seguridad, Macos Peña había hablado en duros términos sobre la situación que deben atravesar actualmente las fuerzas de seguridad por el simple hecho de pertenecer a ellas, como si no hubiesen pasado 40 años de la última dictadura militar. El jefe de Gabinete dijo que no es posible un cambio cultural en la Argentina si algunos sectores, en especial algunos vinculados a los derechos humanos, insisten en colocar a las fuerzas de seguridad en el mismo nivel de sospecha "que cualquier delincuente".

   Macri, dijeron las fuentes, abonó por completo esa postura de su brazo derecho, y coincidió en que esa postura social ante las fuerzas de seguridad más que una brecha o una grieta "es una raya" que definitivamente hay que empezar a correr. Cree el presidente que se debe volver a rescatar la época en la que una orden de alto de cualquier fuerza de seguridad era acatada sin chistar. También reconoció que "todas las fuerzas" deben ser investigadas y someterse a los jueces si se comprueba que han cometido algún exceso.

   Durante la reunión, que además de lo ocurrido con los mapuches y la Prefectura en el operativo de Villa Mascardi el gabinete analizó en detalle las últimas novedades que se conocen en torno al esfuerzo internacional para hallar el submarino ARA San Juan, no faltaron críticas hacia el juez federal Gustavo Villanueva por haber negociado con la comunidad mapuche local el ingreso al territorio que ocupan, lo que para el Gobierno implica una flagrante e inaceptable cesión de soberanía.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias