Coninagro tiene un plan para el campo de hoy y de mañana

PLANTEO PARA OTROS PARADIGMAS

Coninagro tiene un plan para el campo de hoy y de mañana

18/11/2017 | 08:11 | La lupa de la entidad está en el arraigo familiar y en el desarrollo local en las regiones productivas.

Coninagro tiene un plan para el campo de hoy y de mañana

Desarrollo agrícola en el SOB / Fotos: Archivo La Nueva.

Guillermo D. Rueda

grueda@lanueva.com

Enviado especial a CABA

   “Exponemos ideas para abordar diversas políticas sobre la ruralidad con una visión estratégica sin dejar de mirar, con la mayor prudencia, la coyuntura. Las presentamos sin orden de prioridad, sino con el ánimo de compartirlas”.

   Lo dijo el presidente de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria, Carlos Iannizzotto, durante la presentación del documento El Campo y la Política III, bajo el lema Acciones para los nuevos paradigmas.

   El trabajo aporta herramientas para la construcción de políticas públicas a largo plazo, impulsando procesos de desarrollo local y arraigo familiar en las regiones productivas.

   “Como movimiento cooperativo, el gran desafío que tenemos por delante es mantener la visión estratégica a largo plazo, sin que la coyuntura nos aparte de la construcción de pilares sólidos”, explicó Iannizzotto, quien es productor vitivinícola en Mendoza.

Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro.

   Uno de los temas que se tratan en el documento es sobre los aspectos impositivos, de suma actualidad a partir de la propuesta del presidente Mauricio Macri para una reforma integral.

  La excesiva presión fiscal presente, tanto nacional, como provincial y municipal, atenta contra el normal desarrollo de las actividades productivas, no sólo por los montos absolutos requeridos, sino por el complejo entramado en cantidad de impuestos, declaraciones y requerimientos impositivos que elevan la carga administrativa a niveles asfixiantes.

  Desde la entidad se comparte la necesidad, para todos los niveles del Estado, de contar con recursos tributarios para garantizar el normal funcionamiento de sus reparticiones, aunque no se comparte en aquellos casos en que —dicen— se expropia a los productores.

   “Debemos establecer si el sistema tributario está basado en recaudar más para pagarle al Estado, o si es un sistema tributario para favorecer a la producción y resolver sus problemas fiscales a través de una mayor circulación económica que, creemos, es la variable”, dijo Iannizzotto, en diálogo con “La Nueva.”.

   “Hoy, las pautas con los impuestos internos son sólo recaudar, exactamente al revés de lo que debiera ser”, añadió.

   La presentación de la mirada económica del documento estuvo a cargo de Silvina Campos Carlés.

Silvina Campos Carlés, de Economía de Coninagro.

  El documento analiza —en detalle— a la actualidad de las economías regionales, pero también de dónde vienen y eventuales soluciones a sus problemáticas. Son los casos de granos, carne bovina, leche, algodón, arroz, aves, cítricos, forestal, hortalizas, mandioca, maní, ovinos, papa, peras y manzanas, porcinos, tabaco, vino y mosto, y yerba mate.

  De acuerdo con los estudios de la entidad, las únicas producciones en alza son la granaria, con buen ambiente de negocios y demanda creciente de alimentos; la porcina, con mucha actividad y mercado en crecimiento y la manicera, en expansión y con un óptimo funcionamiento del clúster.

   La actividad ganadera también atraviesa una recuperación del stock y hay buenas señales de apertura de los mercados.

   En un nivel intermedio se encuentran, con incertidumbre, la producción aviar. Existe estancamiento con un mercado interno satisfecho y baja competitividad.

   Un escalón más abajo —según Coninagro— está la mayoría de las economías regionales.

   El algodón transita con bajos precios, apareció el picudo algodonero y hay cierre de desmotadoras y de fábricas. Por su parte, el arroz tiene un preocupante aumento de los costos internos, así como adolece de financiamiento.

   La actividad forestal está con sobreoferta y bajos precios, así como existe la necesidad de exportar. En los cítricos el desempeño es irregular, con diferencias de precios y cultivos.

  Las hortalizas, entre ellas se incluye a la cebolla que se produce en el sur del sudoeste bonaerense, están padeciendo por los altos costos y la falta de inversiones.

   El sector tambero evidencia una drástica caída de la producción, pero al mismo tiempo una incipiente recuperación de precios.

   La papa, que también ha incrementado su producción en los distritos de Villarino y de Patagones, atraviesa una baja institucionalización de la cadena, así como la mandioca tiene falta de rentabilidad y se aprecia la importación de fécula.

   El vino y el mosto tienen problemas climáticos y de mercado, así como la yerba mate tiene una sobreoferta, sin mercado externo y precios estancados.

   En el otro extremo, una grave crisis atraviesan las peras y las manzanas, con una drástica caída productiva y de área, así como el tabaco que, a esta altura, sabe que necesariamente debe diversificar su producción.

   En el documento se plantean cuestiones de infraestructura, donde se impulsa el desarrollo basado en los pilares hídrico, vial y energético para darle sustentabilidad a la política rural.

   Se muestra la necesidad de una financiación del capital de trabajo adecuada a los ciclos productivos y se resalta la importancia de la creación de líneas crediticias que cuenten con años de gracia y tengan intereses razonables.

   También se promueve una política monetaria que incentive la producción industrial y local. Así, la entidad propone la creación de cajas de crédito cooperativas rurales y la conformación de una Sociedad de Garantía recíproca (SGR) abocada a la cooperativa.

Homenaje a Bories

   La última semana se realizó la 61° asamblea anual ordinaria de la Coninagro en la que se ratificó a Carlos Iannizzotto como presidente para el período 2016/2018, al necochense Egidio Mailland como vicepresidente y al bahiense Ricardo Vitale, de la Cooperativa de Horticultores, como síndico suplente.

   También se homenajeó al consejero Carlos Bories, de Espartillar, quien falleció el último 7 de septiembre y se colocó su nombre a la sala del consejo de administración. Se descubrió una placa ante la presencia de su esposa Patricia Luke y de sus tres hijos.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias