Una gestión “todo terreno”

Una gestión “todo terreno”

9/10/2017 | 08:25 | Vidal eligió la prudencia y mandó al jefe de Gabinete, Federico Salval, a congelar el "triunfalismo amarillo".

Una gestión “todo terreno”

Una gestión “todo terreno”. Diagonales platenses La Nueva. Bahía Blanca

Por
Ricardo Salas

Campaña deslucida para la “final electoral” del domingo 22, producto de la apatía de bonaerenses preocupados por asuntos de la vida cotidiana. Con acostumbrado optimismo, la gobernadora de Cambiemos, María Eugenia Vidal, sigue apostando al futuro. Su imagen positiva y la lucha contra un sistema mafioso (policial, judicial y sindical), son manipuladas en clave electoral.

El “microclima” en calle 6 se mantiene displicente e inalterable. Pero la gobernadora despojó al Frente 1País de Sergio Massa la bandera “anticorrupción y la impunidad” que agita desde hace años la a candidata a senadora Margarita Stolbizer.

El armado político de Cambiemos tampoco disimuló la utilización de inauguraciones, al borde de la veda que imponen los tiempos electorales, en actos de campaña proselitista.

Repitiendo usos y costumbres de las prácticas políticas tradicionales en cada presentación apareció en la foto algún candidato legislativo que propone el oficialismo en la Provincia.

Habría que debatir el uso de la obra pública en años electorales. Si antes estaba mal, ahora también. Por más que el macrismo sea “la generación que vino a cambiar la historia”.

“Cambiemos, casi sin mérito alguno, se estaría asegurando un triunfo en las urnas del domingo 22, diciéndole a la gente “somos nosotros o vuelve Cristina”, dicen en las diagonales.

Es que la mayoría de las encuestas que se consumen en despachos oficiales siguen marcando una tendencia que está dejando a la ex presidenta varios puntos atrás del candidato a senador macrista, Esteban Bullrich. Vidal eligió la prudencia y mandó al Jefe de Gabinete Federico Salvai, a congelar el “triunfalismo amarillo” y a contramano de los sondeos afirmó que la elección en la Provincia va a ser muy reñida.

Aun cuando son evidentes las dificultades de Unidad Ciudadana por hacer pesar en la agenda de debate electoral la cuestión económica y las señales de alerta sobre un potencial nuevo ajuste y reforma laboral que estaría diseñando la Rosada para después de las elecciones.

Se apunta a una suerte de estrategia que despliega Cambiemos y de una supuesta “construcción mediática del antiperonismo”, instalando la idea del “cambio”, para explicar que “todo lo malo” que le pasa a la Provincia y al país es porque antes “estuvo el peronismo”.

“Cuando uno camina la calle y escucha a los bonaerenses, percibe que no se olvidan de lo mal que estaba la Provincia durante el gobierno de Cristina de Kirchner. María Eugenia y Mauricio en 20 meses han hecho más de lo que hizo el kirchnerismo en 12 años, por eso los vecinos quieren seguir en este camino”, percibe el presidente de la Cámara de Diputados, el “vidalista” Manuel Mosca.

Cristina K intenta instalar en la mesa de debate el tema del endeudamiento, al que calificó de “brutal”, en la Provincia: ¿Los bonaerenses tiene idea de cómo van a hacer para pagar la deuda que se está tornando impagable?, se preguntó. En el Ejecutivo nadie recogió el guante. El kirchnerismo legislativo amenaza con una fuerte denuncia penal contra la gobernadora por “sobreprecios” ante una serie de hechos que consideran constitutivos del delito de administración fraudulenta.

Desde el ecosistema de calle 6 afirman que Vidal se puso la Provincia al hombro encabezado una tarea enorme de reparación política y social y que Cambiemos apuesta “al diálogo y la búsqueda de consensos, algo impensado en otro momento”, y que ese es el cambio transformador de gestión que se han propuesto.

La administración Vidal trabaja sobre una rebaja en los impuestos que tienen que ver con la producción como son Ingresos Brutos y en menor medida, Sellos.

El ministro de Economía, Hernán Lacunza, asegura que con una inflación más moderada, la Provincia está en condiciones de discutir cómo reducir en forma gradual tasas e impuestos.

El sabueso recaudador (ARBA), Gastón Fossati, avanza en un trabajo en conjunto con los municipios para recaudar con mayor eficiencia y optimizar los ingresos del Estado.

Todo viene de la mano del Presupuesto y la Ley Impositiva; y un posible pacto fiscal con los municipios para reducir el nivel de tasas “sin desfinanciar” las comunas. El próximo objetivo de la Gobernadora son las grandes obras hidráulicas. No obstante, intendentes y legisladores quieren “negociar” el futuro si o no del Fondo de Infraestructura Municipal que el Ejecutivo quiere barrer del rubro “inversiones”.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias