La fuerza, un detalle clave de la resistencia en el running

DE CARA A LA SEGUNDA ETAPA

La fuerza, un detalle clave de la resistencia en el running

30/10/2017 | 08:04 | Acumular kilómetros y kilómetros no es suficiente. ¿Cuán importante es el fortalecimiento de los músculos para correr? Sus beneficios y efectos. Qué ejercicios son recomendables.

La fuerza, un detalle clave de la resistencia en el running

A pura velocidad, los runners obtienen varios beneficios entrenando la fuerza, y no sólo centrándose en la resistencia.

Nicolás Batista

nbatista@lanueva.com

¿Cuál es el sueño de todo runner? Contar con la resistencia aeróbica suficiente como para “volar” en una determinada carrera y, por qué no, ilusionarse con obtener un trofeo.

Sin embargo, como en muchos otros deportes, conseguirlo lleva tiempo y necesita de algunos factores a considerar. Uno de ellos: la fuerza.

La acumulación de kilómetros y kilómetros semanales no hace al cuerpo más resistente al momento de pensar en el running. Tener eso como plan de entrenamiento es un error habitual para los aficionados, sobre todo para los que recién comienzan.

El descanso y una distribución lógica de ejercicios son importantes, como así también fortalecer todo el cuerpo con distintos trabajos.

“Tanto los multilanzamientos, como los multisaltos, son una batería de ejercicios (entre otros) que ayudan a prevenir lesiones, y fortalecer los músculos y tendones, que son la unión con el hueso”, expresó Patricia Nadal, licenciada en educación física y entrenadora de dilatada trayectoria en nuestra ciudad, quien se encarga del grupo Actividades Físicas Saludables, que impulsa la Universidad Nacional del Sur.

Es decir, el trabajo muscular genera una serie de beneficios, que extienden los límites del rendimiento deportivo.

Desde el punto de vista biológico, contar con mayor fuerza retrasa la producción de ácido láctico, es decir, la aparición de la fatiga. Y con un cansancio menor se evita un desequilibrio corporal al momento de correr, que generaría lesiones posteriores.

“Es muy importante la movilidad articular de todo el cuerpo y la columna, que es el eje central. En mi grupo lo complementamos con actividades aeróbicas, en circuitos, donde trabajamos la fuerza”, aseguró Nadal, quien recomendó: “Con dos días de trabajo de fuerza a la semana es suficiente para una persona que va a correr una carrera de 10 kilómetros, por ejemplo”.

“Son movimientos bastante básicos, con el peso del propio cuerpo --declaró la entrenadora--. Por caso, la ‘semisentadilla’. Son ejercicios tranquilos, no muy fuertes y más aeróbicos, porque son trabajos de fortalecimiento general del cuerpo”.

—Al ser de carácter aeróbicos, ¿también mejoran la oxigenación del cuerpo?

—Con el paso del tiempo se va aumentando en volumen y en frecuencia, y sí, por supuesto que se mejora. Por eso se trabaja no tanto en la rapidez, sino en volumen y ejercicios más tranquilos, no tanto de potencia, com en el caso de los velocistas.

En definitiva, por muchísimas razones, la fuerza es un complemento más que relevante al momento de romper con los limitantes de los runners.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias