Selección: nueva etapa y otros desafíos

15/10/2017 | 20:59 | La construcción de una nueva Selección a la que aludieron varios jugadores después de romper la veda con la prensa tal vez empiece a cristalizarse a partir de ahora.

Por
Néstor Ávila.

Consolidar la idea futbolística, conseguir el funcionamiento colectivo adecuado y generar un ámbito de confianza serán tres de los principales objetivos que tendrá por delante Jorge Sampaoli durante la etapa de preparación que desembocará en el Mundial de Rusia del año venidero.

Sin el peso que representó asumir funciones en un momento crítico del equipo en la recta final de las Eliminatorias Sudamericanas, ni la presión que provocó ir a buscar la clasificación a la altura de Quito, el director técnico santafesino podrá planificar, diseñar y corregir cada detalle que pretende imponer para mejorar el rendimiento de la escuadra nacional en el certamen ecuménico que asoma en el horizonte.

Con más de ocho meses para trabajar hasta mediados de junio de 2018 –la máxima cita se iniciará el jueves 14 de ese mes y se extenderá hasta el domingo 15 de julio–, el vivaz orientador albiceleste deberá sacar conclusiones de los seis partidos que dirigió (2 amistosos y 4 oficiales), elegir, probar, estudiar a los rivales que surjan del sorteo del próximo 1 de diciembre y prolongar las habituales charlas con cada uno de los jugadores que tiene en mente convocar.

A partir de la decisiva gravitación de Lionel Messi, su misión pasará por edificar una estructura sólida que respalde el enorme desequilibrio del “10”. Por los niveles individuales exhibidos en el último tiempo, salvo Leo, ninguno parece tener el lugar asegurado en la Selección.

No obstante, Sergio Romero, Javier Mascherno, Angel Di María, Lucas Biglia, Nicolás Otamendi y Gabriel Mercado están un escalón por encima de otros postulantes al haber sido los futbolistas que más se han ganado la consideración del DT por capacidad y jerarquía.

Se mencionan, además, los retornos de Gonzalo Higuaín, Sergio Agüero, Ramiro Funes Mori y Marcos Rojo, quienes, por diferentes razones, no venían integrando el seleccionado. Por el resto habrá que barajar y dar de nuevo. Analizar cada caso y evaluar las prestaciones de acuerdo a la exigencia que demandará la competición.

Desde la logística también habría novedades. Podrían instalar un campo deportivo en Marbella para que los futbolistas que militan en clubes europeos se ejerciten allí, mientras que en el plano dirigencial buscarían acercar a nombres de relevancia (Rodolfo D’ Onofrio, Marcelo Tinelli, Matías Lammens y Juan Sebastián Verón) dejando de lado viejas diferencias para apuntar a una convivencia sana que se transmita básicamente al plantel.

La construcción de una nueva Selección a la que aludieron varios jugadores después de romper la veda con la prensa tal vez empiece a cristalizarse a partir de ahora. Con autocrítica, seriedad y especialmente con Messi como emblema, todo es posible…

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias