EDITORIAL

Una separación necesaria

14/10/2017 | 07:37 | Desde hace mucho tiempo, la basura ha sido reconocida como una fuente de recursos que no puede ignorarse.

Ingeniero White -10 mil habitantes, 3.400 viviendas- se ha sumado a la propuesta del municipio de establecer un tratamiento diferencial de la basura -ahora mencionada como residuo sólido urbano-, que no tiene nada de complicado y que no entorpece el tratamiento que de la misma se hace en cada casa.

La propuesta es que un día de la semana, el martes en este caso, se saquen para su recolección los materiales orgánicos, secos.

Papel, cartón, vidrio, plásticos, metales son algunos de los elementos que se deben seleccionar y colocarse en bolsas comunes para que un camión, especialmente diseñado, los recoja y traslade a la planta de reciclaje que funciona en General Daniel Cerri.

Esta disposición de los vecinos de reunir de manera separada estos componentes permiten que los mismos sean recibidos en la ecoplanta y los trabajadores puedan dedicarse de inmediato a su clasificación y tratamiento, apuntando a su posterior comercialización.

A un mes de instrumentada la práctica en la localidad portuaria, la respuesta ha sido alentadora, más allá de que desde el propio municipio se asume que es un proceso que recién se inicia y que exige campañas de formación y educación, en un trabajo puerta a puerta que realizan varias entidades del lugar.

A White se suma General Daniel Cerri, que hace años viene participando de esta modalidad, y lo que se recolecta en los denominados “puntos limpios”, seis grupos de grandes cestos plásticos -”campanas”- ubicados en distintos barrios de la ciudad y que generalmente colapsan en su capacidad, lo cual da cuenta de la buena recepción que tienen entre los vecinos.

Un dato curioso es que la ecoplanta ha sido reequipada en los últimos años y tiene una capacidad de tratamiento de 70 toneladas de residuos cada día. En la actualidad trabaja por debajo de ese potencial, lo cual da una idea de lo mucho todavía que tiene por dar y la posibilidad además de sumar más puestos de trabajo.

Desde hace mucho tiempo la basura ha sido reconocida como una fuente de recursos que no puede ignorarse. Por un lado, para sacar provecho de materiales reciclables y reutilizables. Por otro, para aliviar el kilaje que se envía al relleno sanitario. Es una conducta que debe seguir creciendo, como parte del espíritu que debe regir las costumbres en las ciudades del nuevo milenio.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias