EDITORIAL

Responsabilidad

24/9/2016 | 22:01 |

Los alumnos argentinos son, comparados con sus similares del resto de los países latinoamericanos, los que más repiten en la escuela secundaria. El problema lleva décadas y nadie ha sido capaz de encontrarle una solución. Los políticos, de todas las observancias ideológicas, se han cansado de plantear en las campañas electorales, algo de lo cual se olvidan cuando son elegidos: que la educación será su prioridad.

Macri no ha sido la excepción a la regla en punto a las promesas. Tiene ahora la obligación de cumplir con el compromiso contraído. No puede hacer milagros pero sí puede, en los cuatro años de gestión para los que fue elegido, sentar las bases de un cambio cualitativo de la educación argentina.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias