Santiago Cano analiza a un grupo humano muy abierto

LOS PRIMEROS PASOS EN EL PLANO VOCAL

Santiago Cano analiza a un grupo humano muy abierto

9/3/2014 | 07:56 | Es el nuevo director del Coro Estable, de los Organismos Artísticos del Sur.

Santiago Cano analiza a un grupo humano muy abierto

Santiago Cano analiza a un grupo humano muy abierto. Domingo. La Nueva. Bahía Blanca

Por María Inés Di Cicco / mdicicco@lanueva.com

Arribar a Bahía Blanca le deparó a Santiago Cano un bombardeo de situaciones e información.

El miércoles por la mañana, el nuevo director titular del Coro Estable puso pie en las oficinas de los Organismos Artísticos del Sur, en el sexto piso de Donado 151 --ex Concejo Deliberante-- y empezó un recorrido que lo llevó a conocer a Clarita, de Personal; “PP”, de Programación; Dorita, de Presupuesto, hasta los maestros preparadores y, así, hasta el anochecer, cuando el primer encuentro con el corpus, que resultaba incierto dados los paros de organismos provinciales, terminó siendo un éxito.

“No sabía si encontraría a cinco coreutas, diez o veinte. Para mi gran alegría y sorpresa, los pudo la curiosidad de ver la cara nueva, asistieron todos.

“En los encuentros del miércoles y jueves teníamos que preparar el trabajo antes de dos ensayos más, con la Orquesta Sinfónica Provincial a cargo del maestro Gustavo Fontana, y tuvimos un encuentro fabuloso, con mucha pila, con gente con muchas ganas de cantar. Me fui con una muy buena primera impresión”, confiesa el director que llega desde Vicente López, provincia de Buenos Aires, su lugar de residencia y desde donde viene a coordinar las actividades del organismo, sucediendo al maestro César Tello, que concluyó su gestión de cuatro años en octubre de 2013.

Desde entonces, la preparación del Coro quedó en manos de Gustavo Gallo.

“Por fortuna, la agrupación ya conocía este programa que había interpretado el año pasado y las obras no son demasiado extensas, con lo cual la tarea no comenzó de cero”, aclara.

Puntos de partida

Cano viene trabajando en coros de diversos tipos y en estos días reparte sus tiempos entre el independiente Vocal Vox Animæ, un grupo enfocado en la música a capella del siglo XX; el grupo Konrad Lorenz, que realiza alternativamente programa sinfónico coral y a capella; el Coro en Voz Alta, integrado por docentes de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires --donde se desempeña como director asistente del maestro Hernán Sánchez Arteaga, recientemente nombrado como titular del Coro Estable del Teatro Argentino de La Plata-- y con el preparador de cuerdas Alfredo Martínez. Además, Cano da clases en el Conservatorio Municipal de Vicente López.

“Pienso mantener todas estas actividades en paralelo con la gestión frente al Coro Estable. La idea es coordinar mis tiempos y ajustar cuestiones logísticas de manera tal que pueda acompañar al grupo bahiense en sus ensayos. Si bien no tuve demasiada oportunidad de profundizar en conversaciones con los integrantes ni escuchar sus inquietudes, de algunas he tenido conocimiento a través de personas que han venido como invitadas y sé que una de las demandas más fuertes es una mayor presencia del titular en la labor cotidiana”, reconoce.

Acerca de las fortalezas del grupo y de los ajustes --de primera impresión-- a realizar, Cano refiere cuestiones técnicas relacionadas con la profundización en el repertorio operístico --uno de los objetivos cumplidos por el anterior titular--, “pero que al coreuta le permite dejar correr la voz y liberar formas más acordes al desempeño solista que al grupal. Son pequeñas cuestiones técnicas a trabajar pero que también tienen que ver con la visión de cada director”, señala.

“Después, desde un punto de vista más abarcativo, soy consciente de que estoy tomando al coro en un momento bastante particular en cuestión de presupuesto. Tampoco he podido conversar más acabadamente con el maestro Gustavo Fontana sobre el programa a definir en conjunto. Así que espero, dentro de la semana que viene, poder coordinar la grilla, la común y la individual del Coro, al menos hasta mitad de año. Si puedo llegar hasta diciembre, mejor”.

“Más allá de lo confirmado o no, sé que el Coro nació como un apéndice de la orquesta y que hay en el grupo una intención de mantener el vínculo, pero que ambos organismos tienen vida propia. Así que trataré de nivelar ambas circunstancias, haciendo repertorio tanto operístico como sinfónico, que ya tiene varios títulos en carpeta que, estimo, se confirmarán. A la vez, tengo idea de incorporar una variedad especialmente compuesta para coro y piano, más allá del material de Guastavino que la agrupación ya viene interpretando”, bosqueja.

Cano entiende que sería apresurado sacar conclusiones. No obstante, la percepción inicial le indica que está asumiendo la responsabilidad de un grupo que tiene muy buena actitud de trabajo y que se muestra dúctil respecto de los instrumentos a afinar para lograr los objetivos planteados.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias