La ciudad.

Energías renovables

“Un molino en Bahía Blanca es más rentable que en algunos lugares de Santa Cruz”

13/11/2017 | 21:21 | Para el diputado nacional Juan Carlos Villalonga, esta zona hará punta en el desarrollo de la energía eólica en todo el país.

“Un molino en Bahía Blanca es más rentable que en algunos lugares de Santa Cruz”. La ciudad. La Nueva. Bahía Blanca

Juan Carlos Villalonga y Rosío Antinori, esta tarde en la redacción de La Nueva. Foto: lanueva.com

Hernán Guercio / hguercio@lanueva.com.ar

   El diputado provincial Juan Carlos Villalonga resaltó hoy la importancia de Bahía Blanca y su zona de influencia para la concreción de proyectos de energía eólica y aseguró que por cuestiones de infraestructura, calidad de vientos y logística, nuestra región será una de las primeras de todo el país donde se concentrará este tipo de emprendimientos.

   “Esta zona está destinada a ser la locomotora de la energía eólica en nuestro país, ya que es el primer lugar donde se van a concentrar estos proyectos. Hoy por hoy, un molino en la zona de Bahía Blanca es más rentable y más fácil de colocar que en algunos lugares de Santa Cruz, aunque allá tenga más viento”, aseguró.

   El legislador de Cambiemos, quien participó esta tarde de una charla sobre la Ley de Energía Distribuida en la UTN de Bahía Blanca -acompañado de la diputada provincial Rosío Antinori- señaló a La Nueva. que en esta región se encuentran atributos para el desarrollo de este tipo de tecnología como no se ve en otros puntos del país, que terminan abaratando sensiblemente los costos de instalación y funcionamiento de los parques.

Acá tenemos buen viento, infraestructura por la cercanía a varias redes eléctricas y logística adecuada, por la cercanía con el puerto y rutas importantes, algo que no existe en algunos lugares de la meseta patagónica”, dijo.

   Al respecto, aclaró que el desarrollo eólico tendrá “un impacto cultural muy grande” en el sudoeste bonaerense, ya que se podrá palpar en el paisaje rural y conviviendo con la actividad agropecuaria, como ocurre en algunos países como Alemania o Dinamarca.

   Además, destacó que el campo será un actor importante en materia energética, porque en un futuro no muy lejano todo emprendimiento agropecuario tendrá asociado un componente de generación estratégica, ya sea a gran escala o para inyectar en la red local.

   “Argentina está acoplándose a lo que pasa en el mundo. El boom de las energías renovables viene dándose hace bastante tiempo y lamentablemente nuestro país perdió muchos años en ese sentido”, señaló Villalonga, quien recordó que para 2050 se espera que la totalidad de la matriz energética mundial esté compuesta de energías renovables.

   Por lo pronto, de acuerdo a lo establecido en la ley 27.191 y el programa RenovAr, la idea es que en 2025 el 20% de la electricidad en Argentina se obtenga a partir de energías limpias, un porcentaje que también deberán cumplimentar las grandes empresas puertas adentro.

   “Estoy seguro que vamos a cumplir con esa cuota, y que en 2030 ya estaremos en un 35%. Pero también debemos pensar que en 2020 vamos a estar en el 10%: es decir, en cuatro años pasaremos del 1% al 10% sin poner un peso, para alcanzar el mismo porcentaje que entrega la energía nuclear desde hace hace 60 años, y subsistiendo con el apoyo del estado”, manifestó.

   Sin embargo, reconoció que siempre será necesario algún tipo de energía convencional -a partir de gas, carbón, nuclear o hidroeléctrica- para respaldar la generación limpia.

   “Lo más idónea son el gas y la hidroeléctrica, porque son flexibles, ya que permiten que la generación comience y termine de un momento a otro, acompañando una demanda variable. Una planta de carbón o nuclear, no se puede prender o apagar”, dijo.

Energía distribuida

   Villalonga también se mostró expectante respecto a la posible sanción de la Ley de Energía Distribuida antes de fin de año, que permitirá que pequeños usuarios puedan generar e inyectar electricidad en las redes urbanas.

   “Mañana hay un plenario en el Senado. Creo que no habrá problemas y la ley se va a aprobar antes de fin de año. Una vez salvados los temas regulatorios, vamos a ver al sector de las pymes, agropecuarios, edificios corporativos y clubes -es decir, lugares con grandes espacios y consumo-, como los primeros jugadores que van a aplicar esta tecnología”, aseguró.