La ciudad.

La policía dice que patrulla

Preocupan los hechos de inseguridad en la zona del barrio Comahue

13/08/2017 | 08:00 | En el último tiempo se produjeron varios casos en el sector y en la mayoría intervinieron menores.

Preocupan los hechos de inseguridad en la zona del barrio Comahue. La ciudad. La Nueva. Bahía Blanca

Fotos: Rodrigo García-LN.

   Hace poco más de una semana un joven que cruzaba caminando por el interior del barrio Comahue fue sorprendido por cuatro delincuentes, tres de ellos menores, quienes lo golpearon con un palo para robarle la mochila y el celular.

   El violento episodio se sumó a otros registrados bajo la misma modalidad en el último tiempo, lo que provoca preocupación en vecinos del sector.

   “La inseguridad por esta zona se ha incrementado. La policía pasa por (avenida) Alem, pero por acá atrás no (en referencia a 12 de Octubre)”, dijo un hombre que reside en el complejo habitacional y prefirió no brindar su identidad.

   Si bien la policía aprehendió a nueve personas (seis de ellas adolescentes) y asegura que se realizan patrullajes en la zona, varias son las voces que reclaman mayor actividad y prevención.

   Analía, propietaria de un comercio del lugar, sostuvo que “hay mucha inseguridad y el hecho de que se puedan esconder en medio del Comahue o de ahí cruzarse al Paseo de las Esculturas lo hace aún más peligroso. Durante el fin de semana aumenta todo esto”.

   En este sentido, consideró que el reclamo de más seguridad es moneda corriente.

   “Los vecinos que se acercan al negocio están disconformes. Todos decimos lo mismo, pero no podemos hacer nada. Nosotros no tuvimos problemas en el último tiempo, aunque hace cinco años habíamos tenido una seguidilla de robos. Hace once que trabajamos acá y siempre pasó lo mismo. Nos gustaría que pase más la policía por acá y no solamente por Alem”.

Modalidad similar

   Claudio Petrizan, titular de la Policía Distrital, comentó que los hechos registrados recientemente estuvieron rodeados de circunstancias similares, y que en varios casos se repiten los responsables.

   “Los chicos utilizan las libustrinas o los monoblocks para esconderse y tomar por sorpresa a las posibles víctimas. La modalidad que se utiliza es la misma y casi siempre roban zapatillas, camperas, mochilas y celulares. Uno amenaza al damnificado con una navaja, mientras otro lo golpea y le roba. Incluso, podríamos decir que muchos de los menores que participaron en los últimos hechos son conocidos y tienen entre 15 y 16 años”.

   De la misma forma, el jefe policial aseguró que el patrullaje en el sector es llevado adelante de diferentes maneras.

   “Nosotros trabajamos con los bicipolicías que andan por adentro del sector, los motopolicías que recorren el interior del Parque de Mayo, y los patrulleros que hacen el recorrido en espiral”.

   Petrizán agregó que “algunos de los jóvenes que atrapa la policía quedan alojados en el Instituto Valentín Vergara (en el Centro de Recepción), sobre todo los que estuvieron involucrados en otros episodios anteriormente. El pasado fin de semana, solamente por el hecho de hacer daño, rompieron dos vidrieras. Muchas veces terminamos con los mismos nombres”.

   Sobre el final, describió que “en la zona de boliches, en lo que respecta a las calles Córdoba, Urquiza, Sarmiento y Avenida Alem, siempre tenemos dos móviles recorriendo las calles internas y externas. Es un patrullaje en forma de espiral que nos permite detener a estas personas mayores o menores en flagrancia”.

   Una fuente judicial manifestó que la proximidad con el sector de boliches podría ser una de las explicaciones a la reiteración de casos.

   “Puede ser una de las hipótesis el hecho de que gran parte se produzcan durante la madrugada y los fines de semana. De todos modos, la realidad es que hemos notado que en esa zona aumentó la inseguridad y, sobre todo, con hechos violentos donde participan menores”, concluyó.