La ciudad.

Carrió denunció al gobierno y a Repsol

14/05/2006 | 09:00 | La diputada nacional Elisa Carrió (ARI) denunció ayer que Repsol YPF vende al exterior, en negro, una parte del gas que extrae de los yacimientos argentinos. "Hay un 20% de venteo. Para que la gente entienda: el venteo es un porcentaje de gas que se pierde en toda extracción y cuando menos se pierde, más eficiente es una empresa", arrancó "Lilita" su explicación.  

 BUENOS AIRES (DyN) -- La diputada nacional Elisa Carrió (ARI) denunció ayer que Repsol YPF vende al exterior, en negro, una parte del gas que extrae de los yacimientos argentinos.

 "Hay un 20% de venteo. Para que la gente entienda: el venteo es un porcentaje de gas que se pierde en toda extracción y cuando menos se pierde, más eficiente es una empresa", arrancó "Lilita" su explicación.

 "Históricamente, en la década del '80, el margen de venteo era del 3%. ¿Cómo es posible, justamente, que a partir del '97, estemos en el 20%? El venteo está escondiendo contrabando", continuó.

 Carrió detalló que, a partir de un informe publicado en la página www.ari.org.ar descubrieron que la situación es similar a la imputación formulada por el presidente de Bolivia, Evo Morales, contra las petroleras que operan allí.

 "Así es. En la Argentina no sólo se vende (gas y petróleo) en negro sino que se saca del país en negro. El problema es que no hay un sistema de control del Estado sobre ese tipo de exportaciones", puntualizó la ex candidata presidencial.

 La líder de oposición advirtió, además, que la colocación de acciones de la empresa petrolera española en la Bolsa de Comercio podría derivar en un escándalo.

 "Desde el gobierno lo van a vender a la gente como una nacionalización de los recursos de energía, pero se puede dar la paradoja de que quienes entregaron YPF en los '90 ahora se la van a quedar personalmente", consignó Carrió, en declaraciones a una radio porteña.

 "Lilita" recordó que Néstor Kirchner firmó, en los '90, la privatización de la entonces petrolera estatal y, ahora, podría quedarse --junto a empresarios ligados a él y al ministro de Planificación Federal, Julio de Vido-- con buena parte de la empresa. A su criterio, la operación podría rondar los cuatro mil millones de dólares.

 "Ellos también son agentes de Repsol, no se olvide que Kirchner entrega YPF, es uno de los que vota y acuerda, es presidente de las provincias productoras de hidrocarburos en los '90 y es el que negocia con (el ex ministro de Economía, Domingo) Cavallo el pago de determinadas regalías", siguió su relato.

 La diputada denunció que una de las cosas que investiga su bancada es que las regalías que las empresas pagan como impuestos por exportaciones deben fijarse conforme al precio del crudo, actualizado a medida que aumente en el mercado internacional.

 "Ahora, las regalías están planteadas según el valor del año '97, ésta es una de las denuncias y la absoluta complicidad del gobierno argentino para cobrar regalías a la cotización de hace diez años y no de la actual", subrayó.