Economía y finanzas.

SE ESPERA QUE IMPACTE EN BAHÍA

Las energías renovables, buena chance laboral

13/11/2017 | 08:11 | El especialista en generación de electricidad Joe Fordham disertó en la UPSO sobre el mercado argentino.

Las energías renovables, buena chance laboral. Economía y finanzas. La Nueva. Bahía Blanca

Los molinos de viento comenzaron a desembarcar días atrás en el puerto de Ingeniero White. Las energías eólica y solar jugarán un rol clave en el futuro próximo, dijo Fordham.

Federico Moreno

fmoreno@lanueva.com

Minutos antes de disertar en la sede local de la Universidad Provincial del Sudoeste (UPSO) sobre el mercado eléctrico argentino, el especialista en la materia, Joe Fordham, dialogó a solas con “La Nueva.” y opinó sobre el impacto que puede tener la llegada masiva de aerogeneradores a Bahía Blanca y su región.

“Con este renacimiento del mercado eléctrico aparecieron múltiples oportunidades para las empresas, que en esto ven un negocio, pero también aparecieron oportunidades para formar jóvenes que estén a cargo y sean parte de esos proyectos”, señaló Fordham.

“Fue eso lo que más me sedujo de la propuesta de la UPSO, que de manera proactiva está tratando de generar a nivel universitario –-se habla de crear una tecnicatura en Coronel Pringles-- la idea de que la energía es una industria en la que técnicos e ingenieros pueden tener un muy buen horizonte de trabajo y en la que la demanda de personal continuará porque en un radio de 150 kilómetros, con Bahía Blanca como centro, en los próximos tres años se instalarán 15 parques eólicos”, opinó el tucumano.

Respecto de un 2017 muy vertiginoso en el arribo de proyectos sobre energías renovables –-fue decretado por el gobierno como el año de las mismas--, de las cuales en Argentina destacan la solar y la eólica, Fordham explicó que “será muy difícil que nuestro país llegue a una matriz 100% renovable –para 2025 la meta es que sea del 20%-- porque la energía térmica siempre seguirá siendo necesaria como reserva, por más doloroso que sea quemar combustible”.

“Uno no podría permitir que la matriz eléctrica del país dependiera del viento o del sol, porque si se nubla o si tenés tormenta, dejás de generar. En Europa sí es posible soñar con eso porque el grado de interconexión entre los distintos países es tan bueno que les permite abastecerse entre sí cuando no pueden generar con renovables”, agregó.

Acerca de la actual decisión del Estado de apostar tan fuertemente a las energías limpias, el especialista manifestó que “la Argentina está yendo por el buen camino, intentando volver a aquellas reglas del juego del mercado que funcionaron bien entre los 90 y principios del 2000”.

“Después tuvimos el problema del default y la asimetría de la pesificación que terminó generando un sistema de subsidios que desalentó la inversión en todos los sectores del mercado: generadores, transportistas y hasta distribuidores”, expresó.

“La decisión del gobierno es buena porque por lo menos trata de normalizar, de salir del esquema de subsidios de manera gradual porque el impacto para la economía sería muy fuerte en caso contrario, y porque aprovecha los recursos renovables del país”, indicó Fordham.

“Era un crimen contar con semejante cantidad de recursos eólicos y fotovoltaicos como tenemos y gastar comprando gas en el exterior porque era lo más fácil, lo más disponible o porque nos evitaba tener que invertir en nuevas líneas de transmisión”, concluyó.