Economía y finanzas.

DÍA DE LA EXPORTACIÓN

Brasil y China son los destinos que más nos convocan

06/11/2017 | 08:05 | Al vecino país, en el período enero-septiembre 2016/17, se exportaron 1.600.156 toneladas de trigo, maíz y malta, entre otros productos.

Si bien los cultivos de grano fino (trigo y cebada) registraron una caída en la superficie del 10% respecto de la campaña pasada, debido a excesos de lluvias que imposibilitaron su implantación, las exportaciones por el Puerto de Bahía Blanca para el sector granario reflejaron un retroceso de apenas el uno por ciento, lo que marca una tendencia equilibrada entre los meses enero-septiembre de 2016/17.

Sin ir más lejos, la apuesta en general es para la cosecha gruesa, habida cuenta que en la actualidad se observan cultivos con problemas fitosanitarios, siendo los principales la roya anaranjada --en el cultivo de trigo-- y mancha en red en cebada, fomentada por las condiciones climáticas de alta humedad relativa en el ambiente, días nublados y temperaturas moderadas.

Esta situación fitosanitaria, en algunas regiones cercanas a Bahía Blanca, obligó a los productores a realizar aplicaciones extras de fungicidas, incrementando el costo del cultivo entre 40 dólares por hectárea y 25 por hectárea, por el uso de fungicidas residuales de primera línea y otros más económicos respectivamente.

En lo que se refiere a cultivo de granos gruesos, la mayoría de los productores se inclinaron por realizar una siembra tardía.

Respecto de la soja, en general se pudo terminar de cosechar toda la superficie sembrada, con rindes promedio de 3.500 kilogramos por hectárea, superior a la media histórica (2.500 kg/ha).

El Movimiento de Mercaderías en el ámbito de actuación de la ría de Bahía Blanca para los granos mostró paridad absoluta, ya que entre enero-septiembre de 2016 se contabilizaron exportaciones por 6.636.726 toneladas, contras 6.572.086 del mismo período de este año.

En cuanto a los subproductos, el crecimiento fue del orden del 25 por ciento, habida cuenta que se pasó de 446.902 a 557.348 toneladas.

En las cargas varias el porcentaje de incremento fue aún mayor, con un 31 por ciento, ya que se pasó de 1.135.002 toneladas en enero-septiembre de 2016 a 1.487.399, en igual período de este año.

En cuanto al total del paquete exportado, que incluye también a los Granos, Subproductos y Aceites, además de los Químicos e Inflamables, las exportaciones reflejan un crecimiento del orden del 4 por ciento.

En el período enero-septiembre, comparando 2016 con 2017, se pasó de 11.847.726 a 12.360.657 toneladas.

El dato más relevante es el amoníaco, habida cuenta que el año pasado se exportaron 8.808 toneladas y en nueve meses de este año esa cifra se ubicó en 28.033, con un crecimiento del 383 por ciento.

Otro dato alentador es el crecimiento de la exportación de frutas y hortalizas frescas en todo el país, totalizado 7.530 millones de euros en el primer semestre de 2017, con un crecimiento del 6,04%.

En volumen la exportación creció un 1,99%, totalizando 6.881.884 toneladas.

Claro que en nuestro puerto, la exportación de frutas creció un 189 por ciento, habida cuenta que se pasó de 1.535 toneladas en enero-septiembre de 2016 a 4.433 en igual período de este año.

En el mismo periodo crecieron las importaciones a nivel nacional, totalizando 1.354 millones de euros, con un crecimiento del 11,02%.

En volumen las importaciones alcanzaron 1.574.193 toneladas con un crecimiento del 2,52% ,porcentaje ligeramente superior al de las exportaciones, según datos del Departamento de Aduanas e impuestos Especiales del Ministerio de Economía.

Destinos de las exportaciones

En cuanto al destino de las exportaciones que salen del puerto bahiense, Brasil sigue comandando el mercado con 1.600.156 toneladas adquiridas, siendo el trigo el principal cereal (808.628).

En segundo lugar se ubica China, con 1.439.067 toneladas, aunque al citado país oriental sólo se exportó porotos de soja (1.439.067 toneladas).